Pensamientos

Escribo aquí acerca de todo lo que se me ocurre

 

13 de septiembre de 2021, cuento número 7, sigue

lunes 13 septiembre 2021

 

Continúa el romance de las ABEJAS ASESINAS.

 

Me parece, si lo pienso,

que suceden cosas raras.

Esta máquina del mundo

debe estar escacharrada.

A los pobres más solemnes,

las peores cosas pasan:

se les come el cerdo a un hijo,

los abuelos se embriagan,

la casa se les derrumba,

padecen dolencias varias,

se muere el burro de infarto,

un pez les muerde en la playa...

Luego dicen que la Gloria

tienen los pobres ganada.

O te cuentan cuentos chinos,

o la Gloria sale cara.

Y no creo que los dioses

la leche la tengan mala.

Nuestro hombre es campesino;

de ordinario va y trabaja

en el campo; mas ahora

es peón de una contrata

que levanta pisos nuevos

de ladrillo y argamasa.

Cuando hubo el mal suceso,

no se hallaba él en la casa.

Su mujer es la que cuenta

los pelos de la desgracia.

(A decirnos sus dolencias

están ellas habituadas).

El pasado día ocho,

a mitad de la mañana,

comencé a lavar la ropa

ensuciada en la semana,

mientras los niños mayores

corrían en la costana.

A la casa de un vecino

se marcharon a por lana;

se llevaron a los peques,

que yo nunca abandonaba;

como debe por decencia

la que por madre, abnegada.

Pues hacía mucho sol

e invitaba la mañana,

se pusieron a jugar

por los campos de labranza;

y sin percibirlo apenas,

de la casa se alejaran.

Yo creía que allí cerca,

sanos y a salvo se hallaban;

mas jugaban a esconderse

entre el trigo y la cebada,

y a coger algunas hierbas

para hacer una ensalada.

De repente, llega uno,

toda la faz demudada,

incoloro cual cadáver

y sin hálito en la caja

(torácica),

cual poseso dando gritos :

¡Madre, madre, mire madre,

que las abejas atacan

y se comen sin remedio

al hermano y a la hermana!

Mantel no usan, ni platos,

tenedores ni cuchara.

Echando leches salí

cual un cohete lanzada,

mas el disparo detúvose,

se retrasó la jornada,

porque de nuevo otro hijo,

la que llaman Nicolasa,

por el portal entreabierto

triunfal hacía su entrada.

Con el horror y el susto

el almuerzo vomitaba:

sopas de café con leche,

en mi casa no hay tostadas.

Traen ambos las señales

en el cuello y en la cara

de los fieros picotazos

del enjambre de malvadas;

que sin pena ni recato,

en los críos se cebaran.

 






los comentarios han sido deshabilitados.

Calendario

« septiembre 2021 »
lunmarmiéjueviesábdom
  
6
7
8
9
17
23
25
26
   
       
hoy

Enlaces

Feeds