Pensamientos

Escribo aquí acerca de todo lo que se me ocurre

 

21 de febrero de 2021, romance del rey Búcar

domingo 21 febrero 2021

 Entre muchos reyes sabios —que hubo en la Andalucía,

destacara un moro viejo —al que rey Búcar decian.

El origen de aquel nombre  —ninguno no lo sabía,

si era un nombre inventado —o era nombre de familia.

Siendo ya de muchos años —aunque fuerte cual encina,

tenía varias esposas —y amancebado vivía,

como lo hiciera Mahoma —que era profeta y su guía.

De entre todas de su harem —a una más distinguía

que se llamaba Zoraida —y que le diera una hija

como preludio de otras —que año tras año paría,

lo que un montón le gustaba—y mucho lo complacía

pues aun no siendo un judío —patriarca se sentía

como lo fueran Abraham —y su nutrida familia.

Por ruegos de su manceba, —a la que tanto quería

por los hijos que le daba —a un conejo parecida,

llamó a concilio a sus gentes —para un señalado dia,

a fin que en él se tratase —lo que a sus reinos cumplia.

Dóciles a su llamado —sin faltar uno acudían

ni que importara lo lejos —en que todos residían.

Ninguno pusiera peros —a lo que se les pedía.

Llegados a su presencia —ved lo que allí sucedía:

a las ya vigentes  leyes —esta de nuevo añadia:

«que quién esté enamorado —se casase con su amiga,

y si alguno se negase —se le quitase la vida».

(Parece una ley injusta —si desde hoy se la mira,

mas ya en Roma se dijo —las leyes hay que admitirlas

por muy duras que parezcan —y aunque nos cuesten la vida:

dura lex sed lex,  os lo pongo —dicho en palabras antiguas.

En las razones que digo —Sócrates me apoyaría

pues aceptó la cicuta —en lugar de discutirla

pese a que sus discípulos —de hacerlo lo disuadían,

por lo que sirvió de ejemplo —a los que tras él vendrían).

Nadie se opuso a la ley, —a muchos los convencia;

sino a un sobrino lejano —que en eso se distinguía,

en discordar de los otros —y ser motivo de inquina

por su carácter rebelde —y ajeno a la disciplina;

el cual se puso de pie —más de dos metros medía,

y con palabras sonoras  —así su queja exponía:

—La ley de tu Majestad —me desconviene y fastidia,

a contrapelo me viene —y los planes me arruina;

no somos todos iguales —aunque lo contrario afirman

esos Derechos del Hombre —que hoy las costumbres dicta.

Aún no han llegado esos tiempos, —toma nota y examina

caso por caso los nuestros, —sólo después dictamina

lo que hacer más conviene —y se ajusta a la medida.

La nueva ley que propones —es motivo de alegría

para el que ya no soporta —oír a su concubina

que se lamenta y se queja —de su inferior jerarquía

si se parangona a ella —la de la esposa legítima;

pero a mí no me conviene, —solo a mi me contraría,

pues no puedo desposar —a la que hoy es mi amiga

porque casada ya está —y eso bigamia sería,

lo que las leyes vigentes —jamás me consentirían;

casada y tan mal casada —está mi amiga querida,

que escuchar sus lamentos —causa pesar y agonía.

Señor, oídme, escuchadme, —no es lo mío rebeldía

contra tan sabias leyes —como las que aquí se dicta,

sino la necesidad —que a protestar me encamina.

Tenedlo en cuenta, señor, —lo pido por vuestra vida.

He de añadir otra cosa  —que a nadie se la diría

excepto a tu majestad —a la que debo honra y vida:

más que la quiero yo a ella, —ella me quiere y me admira.

los vientos bebe por mí —y por mis huesos se chifla.

Decidme si no hay razón —para estorbar la medida.

Allí hablara el rey Búcar, —esta respuesta le hacia:

—Siendo casada, cual dices, —la ley mía no te obliga;

puedes hacer lo que quieras —y nadie lo contradiga.

Fue lo que hizo aquel rey —aunque os parezca mentira

pues que a los reyes no gusta —ver su orden discutida;

fue excepción a la regla —que en esos tiempos regía.

Así termina esta historia —bien trabada y concebida..

 






los comentarios han sido deshabilitados.

Calendario

« febrero 2021 »
lunmarmiéjueviesábdom
1
5
6
8
10
11
12
13
16
18
26
       
       
hoy

Enlaces

Feeds