Pensamientos

Escribo aquí acerca de todo lo que se me ocurre

 

28 de marzo de 2021, romance del domingo de ramos

domingo 28 marzo 2021

 Subiendo a Jerusalén — iba Jesús caminando,

lo acompañaban los suyos, —que no querían dejarlo,.
 
y cerca de Betfagé — justo en Betania, llegando

al monte de los olivos —que los cogía de paso,

se detuvo de improviso —para tomarse un descanso

y organizar lo siguiente —por Jehová programado

pues ni una brizna de hierba —se mueve sin su mandado;

él mismo lo había dicho —como queda relatado.

Se dirigió a sus discípulos — y dijo a los más cercanos: 

Id a la aldea de enfrente — y no más en ella entrando

toparéis con un pollino — al que su dueño ha atado

a una estaca en el suelo —con una cuerda de cáñamo

por temor a que se escape —y ya no pueda encontrarlo,

es un pollino aún joven — jamás de hombre montado

ni por mujer, va de suyo; —lo damos por descontado.

Os acercáis en silencio — para evitar asustarlo

pues dada su juventud — teme aún a los extraños,

y sin dar explicaciones — ni razonar, desatadlo,

traedlo de vuelta aquí —donde estaré aguardando. 

Y si alguien os pregunta — por qué lo habéis desatado

sin pedir permiso a nadie —ni preguntar a su amo,

esto le responderéis: — Porque el Señor lo ha mandado.

Sin alegar más razones —traedlo aquí con cuidado.

Sin replicarle palabra — se fueron los enviados,

y tal como había dicho — toparon con aquel asno,

y cuando lo desataban, — sin parte dar al diablo

como el dicho lo requiere — sus dueños les preguntaron:

—¿Qué está pasando aquí?—¿Por qué desatáis al asno?

¿Con qué permiso lo hacéis? —Nadie licencia os ha dado.

Y ellos les respondieron: —el Señor nos lo ha mandado

y lo que manda el Señor —por fuerza hay que acatarlo. 

Sin añadir más motivos, —que todo el mundo admiramos

a los que obran aprisa —y son en palabras parcos,

lo trajeron a Jesús —de acuerdo con lo indicado;

y en la urgencia del momento, —no habiendo una silla mano

pusieron como montura —y, tras doblarlos, sus mantos

sobre los cuales, mullidos, — a su Jesús instalaron

y el camino a la ciudad —sin hablar más reanudaron.

Mientras iban de camino —muchos salían al paso

y preguntaban curiosos —qué es lo que estaba pasando 

y quien era el que venía —en aquel asno montado,

a lo cual les respondían —los que iban a su lado,

que era Jesús nazareno —y que les abrieran paso

sin obstruirle la vía —ni poner ningún obstáculo.

A todo lo cual, los otros, —llevados del entusiasmo

cubrían el pavimento —con sus túnicas y mantos,

mas diré por no pasarme, —lo que tenían a mano.

Cuando bajaban del monte — de los Olivos mentado,

ya llegando a la ciudad — y ya sus muros tocando,

toda aquella multitud — que lo había acompañado

los primeros sus discípulos, — que le estaban más cercanos

todos a una gozándose, —al alto Dios alabaron

por todas las maravillas — que habían contemplado, 

y a grandes voces y gritos —que enmudecían los pájaros

decían armoniosos —envueltos en píos cánticos:

—¡Bendito sea el que viene —por el Señor enviado;

paz en el cielo y la tierra  —y gloria en lo más alto! 

Al escuchar el tumulto —y semejante un escándalo,

los fariseos y escribas —que entre ellos se encontraron

le dijeron a Jesús —por el tumulto asustados:

—Cama, Maestro, a esta gente —que tanto están excitados,

no sea que en peligro pongan —al tranquilo ciudadano. 

Mas Él, respondiendo, dijo: —No habéis de pasar cuidado,

porque si éstos callaran, —hasta los cantos rodados

ocuparían su plaza —igual que ellos gritando.

No se sabe la respuesta —que le dieron los mentados.

Y cerca de la ciudad, —a solo unos pocos palmos,

al verla ante sus ojos, —dijo de ellos llorando, 

—¡Cuánto mejor no sería, —oh pueblo, tú, desdichado

si supieses este día —lo a tu paz adecuado!

Mas por de pronto, infelices, —el verlo os está vedado. 

Porque un día vendrá —y no está muy alejado,

en que tus enemigos —pondrán en torno un vallado,

te sitiarán largo tiempo, —te estrecharán despiadados 

y derribarán a tierra —tus muros fortificados,

no quedará de tus piedras —ni un resto para contarlo

porque no conociste —al que te era enviado.

 






los comentarios han sido deshabilitados.

Calendario

« marzo 2021 »
lunmarmiéjueviesábdom
1
7
15
18
19
20
21
22
    
       
hoy

Enlaces

Feeds