Pensamientos

Escribo aquí acerca de todo lo que se me ocurre

 

4 de abril de 2021, la resurrección de Jesús

domingo 04 abril 2021

 Ya al día siguiente —que era el domingo de Pascua

día que entre los judíos —empezaba la semana,

aquellas mujeres débiles, —temprano por la mañana,

se acercaron al sepulcro —con las hierbas aromáticas

que prepararan aposta —para frotarle la espalda

y lo demás que ocurriera —sin olvidarse de nada

a aquel cadáver reciente —antes de que apestara

como es razón que suceda —si de un cadáver se trata.

No estaban solas, aquellas, —otras las acompañaban

de aquel numeroso grupo . —que a Jesús acompañara

por toda la Galilea —y regiones aledañas.
 
Y se encontraron la piedra —que aquel sepulcro tapaba

removida de su sitio —puesta a un lado y apartada,

pese a que era gruesa —y muchos kilos pesaba,

lo que hacía difícil —que alguien la manejara. 

Entraron no obstante en él —para echar una ojeada

y ver lo que sucediera —si acaso se les mostraba;

pero el cuerpo de Jesús —allí por cierto no estaba. 

—¿Quién se ha llevado al Señor? —perplejas se preguntaban

sin saber a qué atenerse —en aquellas circunstancias

inesperadas al menos —por no decir desusadas.

Cuando miraron en torno —de aquella lúgubre estancia

mas sin embargo  fresquita, —puesto que era subterránea,

vieron de pronto a su lado —vestidos de toda gala

a dos espléndidos jóvenes —que allí mismo las miraban; 

y como ellas temerosas, —el rostro a tierra bajaran,

en señal de sumisión, —prontas a lo que pintara,

les dijeron con dulzura —para ver de no asustarlas:

—¿A qué buscar entre muertos —uno que muerto no estaba? 

Está vivo y no está aquí, —sino que resucitara.

Recordaréis lo que os dijo —cuando en Galilea andaba:

—Que el Hijo del Hombre muera —es necesario sin falta,

que en manos de pecadores —como una víctima caiga,

que lo cuelguen de una cruz —para dar las boqueadas

y se alce al tercer día —vivo y de nueva estampa.

Entonces ellas recordaron —sus anteriores palabras,
 
y volviendo del sepulcro, —a los once lo contaran,

y a todo el que quiso oírlas —y que presentes estaban. 

Eran María Magdalena, —y otra llamada Juana,

y la madre de Jacobo, —y las demás de la panda,

las que estas cosas dijeron —a todos los de la panda. 

Mas ellos no las creían —y por locas las tomaban. 

Pedro se puso de pie —para ver si lo aclaraba;

corrió al sepulcro vacío —y le echó una ojeada,

al ver por tierra el sudario —sus dudas se disiparan,

volvió corriendo a la casa —y de contar no paraba

lo que le había sugerido —lo que en la tumba mirara. 

 






los comentarios han sido deshabilitados.

Calendario

« abril 2021 »
lunmarmiéjueviesábdom
   
6
7
26
  
       
hoy

Enlaces

Feeds